• El Juego Interior

¿Cuál es tu marco de referencia?

Actualizado: feb 10


Tras el polémico post sobre el valor del esfuerzo, hoy retomamos los metaprogramas hablando del marco de referencia. ¿Hago lo que hago porque quiero hacerlo o porque alguien espera eso de mí? ¿Tomo mis decisiones de acuerdo a mis propios criterios o me condiciona el punto de vista de los demás? ¿Tengo un marco de referencia interno o externo? Vamos a verlo.

"El paciente ha muerto, pero la operación ha sido un éxito", te diría un cirujano con mucha referencia interna. Bajo su punto de vista, su actuación ha sido excelente, independientemente del resultado. Ni necesita ni le interesa la aprobación de los demás. En cambio, una persona con mucha referencia externa hace las cosas pensando en agradar a los demás y no mueve un dedo hasta estar segura de que cuenta con la aprobación o el consenso del resto. "Si todos me dicen que tengo que tirarme de un puente, yo me tiro", puede llegar a pensar.

La persona con referencia externa es la que necesita el reconocimiento de sus compañeros, la palmadita del jefe, un ascenso o un aumento de sueldo para sentir que está haciendo las cosas bien. A la persona con referencia interna, en cambio, le da igual que le den un premio, le digan lo buena que es o le nombren empleado o empleada del mes. Si siente en su fuero interno que ha hecho las cosas bien, cualquier opinión de sus compañeros o sus superiores al respecto le resulta irrelevante.

En el deporte, los auténticos cracks, los verdaderos genios, los deportistas más top poseen un marco de referencia interno potentísimo que les ayuda a ser los mejores en su especialidad. Estos deportistas confían en sus propios criterios y, sobre todo, en sus sensaciones para evaluar su rendimiento y tomar sus propias decisiones, independientemente de lo que sus entrenadores o preparadores físicos puedan demostrarle con datos objetivos sobre su juego o su estado de forma.


Referencia interna:

  • Usan sus propios criterios para evaluarse.

  • No les importa la opinión de los demás.

  • Son testarudas y les cuesta obedecer.

  • Acostumbran a tener la autoestima alta.

  • Para influir en su opinión hay que apelar a su propio criterio: “tú lo piensas y me dices algo”, “lo importante es que tú lo veas claro”, “escucha a tu corazón”.


Referencia externa:

  • Buscan la aprobación de terceros.

  • Tratan de agradar a todo el mundo.

  • Necesitan ser dirigidas y supervisadas.

  • Acostumbran a ser personas inseguras.

  • Para influir en su opinión hay que apelar al criterio de los demás: "¿qué piensan tus amigos de esto?", "quiero explicarte cómo veo yo este asunto", "he leído que la mayoría elige esta opción".

Existen dos submodalidades del marco de referencia: la referencia interna con verificación externa y la referencia externa con verificación interna. Se entiende fácil con un par de ejemplos. Si una persona que tiene referencia interna con verificación externa y va a comprarse ropa, entrará en la tienda y escogerá las prendas que considere que necesita o más le favorecen. Pero después de probárselas, llamará a una dependienta o un dependiente para que le resuelva alguna duda antes de decidir con cuales se queda como, por ejemplo, si tienen una talla más de aquella camisa o si puede meterse en la secadora aquel pantalón. Una persona que tiene referencia externa con verificación interna, seguramente entre en la tienda y se vaya directa a buscar a un dependiente o una dependienta para que le asesore sobre qué ropa le favorece más o resulta más adecuada para ella. Pero luego se la probará y decidirá qué se queda y qué no, según su propio criterio.

El marco de referencia se construye con el tiempo, está relacionado con el estrés y, como todos los metaprogramas, depende del contexto. Así que, si alguien lleva muchos años haciendo lo mismo y acumula una gran experiencia sobre algo, lógicamente tendrá un fuerte marco de referencia interno sobre ello. Y al contrario, cuando alguien no tiene experiencia en alguna cosa, es posible que necesite utilizar un marco de referencia externo para poder desenvolverse en ese ámbito.

Es cierto que tener referencia interna te aporta una personalidad fuerte, gran autoestima, y seguridad en ti mismo. Cualidades que debe tener un buen líder, porque no puedes ser un buen líder si tienes que perder el tiempo preguntando siempre su opinión a los demás antes de actuar. Ahora bien, un verdadero líder también ha de ser capaz de absorber eficazmente la información del exterior. Debe saber escuchar a los demás, porque sino no se convertirá en un buen líder sino en un tarado megalómano como Donald Trump.

Y es que os lo digo siempre: no hay metaprogramas buenos ni malos, todos pueden sernos útiles si los empleamos de forma adecuada. Es cuestión de adaptar nuestra comunicación a las circunstancias. Esa flexibilidad es la clave del éxito.

#metaprogramas #PNL #marcodereferencia #Trump #referenciainterna #referenciaexterna

158 vistas